(0034) 966 389 010 info@aplushomes.es

 

El aire que respiramos. Incide de Calidad del Aire (ICA)

 

                El  índice de calidad del aire (ICA) es un indicador genérico de la calidad del aire y sus efectos sobre la salud en un lugar determinado. Indica el nivel de contaminación existente en un lugar, sus potenciales efectos para la salud y las recomendaciones que se deben seguir para protegerla.

                Los principales parámetros que se miden son los siguientes: Partículas en suspensión (PM), Monóxido de carbono (CO), Ozono (O3), Dióxido de nitrógeno (NO2) y Dióxido de azufre (SO2).

                El valor del índice de la calidad del aire ICA se mide en una escala que va desde  0 y >500 y que establece seis categorías de peligrosidad, de modo que cuanto mayor sea el índice, peor será la calidad del aire:

 

                 Los últimos informes publicados por la misma Agencia Europea del Medio Ambiente revelan, en base a las mediciones realizadas sobre estos cinco contaminantes, que las personas que viven en las ciudades europeas siguen expuestas a niveles de contaminación atmosférica que la Organización Mundial de la Salud considera nocivos. Las partículas finas (PM2,5) son el contaminante más perjudicial. Se calcula que, solo en el año 2014, fueron responsables de la muerte prematura de unos 400 000 europeos.

                La población que habita en áreas urbanas pasa el 90% de su tiempo bajo techo, en su hogar o lugar de trabajo. Así, 2.600 millones de habitantes corren el riesgo de sufrir el síndrome del edificio enfermo,término utilizado por la Organización Mundial de la Salud para definir las enfermedades originadas o estimuladas por la contaminación del aire en los espacios cerrados.

Los principales efectos de la polución del aire sobre la salud son:

   -Trastornos cardiovasculares

  - Afecciones pulmonares

  - Irritaciones oculares

 

¿Podemos contribuir a mejorar la calidad del aire en el interior de las viviendas?

 

                  Si, en gran medida. Los sistemas de ventilación con recuperación de calor que instalamos en nuestras viviendas contribuyen a la disminución de las partículas de materia denominadas PM 2,5. Los filtros de alta tecnología que se instalan en estos sistemas retienen gran parte de dichas partículas, disminuyendo su proporción respecto a las que tendríamos en la calle, o incluso en el jardín.

                De la misma manera, al estar la vivienda permanentemente ventilada, se evitan las concentraciones peligrosas de CO2. Es interesante destacar que tradicionalmente las viviendas se han ventilado naturalmente a través de los numerosos puentes térmicos existentes en las casas “mal construidas”, sobre todo a través de las ventanas. Sin embargo hoy en día, con la proliferación de las reformas de las viviendas en las que se instalan ventanas de cierre casi hermético esta ventilación natural desaparece con lo que si no hemos instalado un sistema de ventilación adecuado puede llegar a ser muy perjudicial para la salud.

A continuación se anexan valores de PM 2,5 y PM 10 respecto a los Indices de Calidad del Aire, así como recomendaciones de actividades al aire libre según niveles y correlación de éstos con concentraciones de CO2: